7 trucos para limpiar el baño

Aprender a limpiar el baño te hará la vida más fácil y hará que el proceso de desinfección sea mucho más rápido. Después de todo, al ser un entorno pequeño, es posible dejar el espacio totalmente limpio, libre de bacterias y gérmenes con sólo unos pocos trucos, dejándolo listo para ser utilizado. Pensando especialmente en la practicidad, separamos aquí los consejos sobre cómo hacer todo rápidamente y dejar el baño resplandeciente.

Para todo el proceso de limpieza, necesitarás agua, un cubo, vinagre, detergente líquido, desinfectante (si quieres un ambiente más perfumado), esponja y cepillo de baño. No te olvides de separar los paños de las telas suaves. Usaremos un paño húmedo para quitar la primera capa de limpieza y un paño seco para dar el brillo final. ¡Ahora, vayamos a las pistas!

Limpieza del inodoro

El inodoro es el objeto más sucio del baño. Por lo tanto, antes de empezar a limpiar, no olvide los guantes, que pueden ser los que se utilizan para la limpieza o los de silicona. Lo importante es proteger las manos. Así es como mejor se limpia un WC:

Usar agua sanitaria y una escobilla para frotar el interior del inodoro, una vez hecho deje todo el agua sanitaria en las paredes del WC durante aproximadamente 5 minutos.
Mientras tanto, limpia el exterior del jarrón con un poco de vinagre mezclado con quita grasa.
Otro consejo es usar bicarbonato de sodio y agua caliente para la limpieza exterior.
Para quitar el producto, sólo hay que verter agua dentro del jarrón
Dentro del jarrón, la descarga en sí misma puede ayudar al enjuague.
Es importante recordar que hay que tener un paño exclusivo para limpiar el inodoro.

Limpieza del lavabo

Los lavabos también merecen atención. Al aplicar los consejos sobre cómo limpiar el baño, es necesario recordar que aunque el material del inodoro suele ser el mismo que el del lavabo, lo indicado es utilizar otra escobilla.

Te recomendamos que hagas un desinfectante poniendo un poco de agua, vinagre de vino y bicarbonato de sodio en un pulverizador. Esta mezcla es genial para limpiar las superficies en el baño y también en la cocina.

El mueble/armario es un elemento importante para mantener el baño organizado y su limpieza también es esencial. Algunos artículos personales, como cremas, pasta de dientes e incluso papel higiénico, pueden guardarse en el armario. En el caso de la limpieza, vale la pena consultar al fabricante y tener cuidado de no estropear el material, que suele ser plástico, piedra o madera.

Limpiar los desagües del baño

Normalmente, un baño tiene dos desagües. Uno está bajo la ducha y el otro en el centro del espacio donde están el lavabo y el inodoro. Ambos están sucios ya que reciben el agua de limpieza. Sin embargo, el desagüe dentro de la caja es el que más sufre, incluso por la unión de la suciedad del cuerpo, el jabón y el cabello, que forman una costra en el desagüe o dentro de la tubería.

Aquí, el consejo es usar esos cepillos de alambre para quitar la suciedad más gruesa. Para limpiar, es necesario usar un poco de quita grasas al agua y fregar bien, quitando las capas de suciedad. Otro buen producto para eliminar el mal olor es el vinagre. Limpia con detergente o agua sanitaria y luego tira el vinagre.

Limpiar el espejo del baño

Mucha gente tiene dudas e incluso miedo de arañar o manchar el espejo. Sin embargo, la limpieza es simple:

Usa un detergente suave y neutro y agua caliente. Luego, enjuaga hasta que se quite toda la capa de jabón del espejo.
Después de limpiar y secar, tenemos un pequeño secreto: para evitar esas manchas en el cristal que quedan después del baño, lo indicado es pulir el espejo después de hacer toda la limpieza y el secado. El pulido del espejo creará una capa protectora y cada vez que alguien salga de la bañera no se forme ese molesto vaho en tu cristal. Sólo recuerde que no está indicado pasar la mano sobre el vidrio después de la aplicación del pulimento, y que el paño para aplicar el producto debe ser suave para no rayar el vidrio.

Limpieza de otros objetos del baño

Limpiar los productos y objetos decorativos que se exhiben es importante, porque en ellos también puede acumularse suciedad, bacterias y gérmenes.

Para limpiar la jabonera, por ejemplo, usa un poco de agua tibia con una porción de detergente neutro. Déjala actuar unos minutos y quítala con la ayuda de una trapo suave. No utilice escobillas abrasivos para no dañar su dispensador de jabón, especialmente si es de plástico o acero inoxidable.

Limpiar el suelo del baño

Tal vez sea la parte más simple del baño para limpiar. Las paredes suelen ser de azulejos, lo que facilita la eliminación de las grasas naturales que forman una capa, a veces incluso manchas oscuras.

En el suelo tenemos en algunos casos la aparición de moho (esas manchas verdes). Aparecen debido al agua que permanece estancada después del baño. La limpieza es simple: puedes usar bicarbonato de sodio, agua caliente y un cepillo de cerdas duras. Sólo haz esta mezcla y cepilla la lechada del suelo, enjuagándola para que no queden residuos.

Limpiar el extractor y ventanas del baño

Si tienes un baño con ventanas, no tienes que preocuparte por el moho, por ejemplo. La misma forma sugerida para limpiar el cristal también puede ser usada para las ventanas. Sin embargo, los que tienen el extractor en el baño necesitan tener un cuidado extra.

Para quitar las manchas de moho, es aconsejable utilizar una mezcla de agua con un poco de agua sanitaria. Lo ideal es pulverizar este líquido en la mancha y esperar unos segundos para frotar. Usa un cepillo y luego un paño seco para eliminar la humedad de la zona.

Otro detalle importante, especialmente para aquellos que tienen un baño con un extractor y sin ventanas, es dejar siempre la puerta del baño abierta para ventilar el aire. Evita dejar toallas húmedas en el baño, ya que esto sólo contribuye a la aparición de manchas y moho.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *